jueves, 29 de septiembre de 2016

ESTA MAÑANA EL CRISTO DE LA VERA CRUZ EN URDA (TOLEDO)



Hoy 29 de septiembre es la festividad de los Arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, día en el cual en el pueblo de la provincia de Toledo de  Urda, celebran el día más importante de sus fiestas patronales en honor al Santísimo Cristo de la Vera-Cruz.


La imagen del Cristo es trasladado todos los años el 28 de septiembre desde su santuario o ermita a la Parroquia de San Juan Bautista. El día 29 vuelve de nuevo a su ermita, tras la celebración de la Santa Misa a las 11 de la mañana, que este año ha oficiado el Arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez.


Las fotografías que publico son de esta mañana, del traslado de la imagen del Cristo de la Vera-Cruz desde la Parroquia de San Juan Bautista a su santuario o ermita, arropado por los vecinos de Urda, sus cofradías y las miles de personas que se han trasladado desde cualquier punto de nuestra comunidad autónoma o España, ante su fama milagrosa.





























miércoles, 28 de septiembre de 2016

UN REGALO DEL REAL CONSEJO DE LAS ÓRDENES MILITARES A LA CATEDRAL DE CIUDAD REAL EN 1879



El lunes 3 de febrero de 1879 el Rey Alfonso XII inauguró la línea férrea que unió la capital de España con Ciudad Real, realizando este una visita a nuestra ciudad para participar en la S. I. Prioral de Santa María del Prado, aun Te Deum de acción de gracias como Gran Maestre de las Ordenes Militares.

La revista “La Ilustración Española y Americana” publicó en su número del 15 de febrero de 1879, el grabado que reproduzco en esta entrada, con el siguiente texto:

CRUZ PROCESIONAL Y CIRIALES

Destinados al servicio de la iglesia prioral de las cuatro Órdenes militares en Ciudad Real

Nuestro grabado de la pág. 108 representa la cruz procesional y uno de los ciriales que por iniciativa del Real Consejo de las Órdenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa se han construido recientemente en Madrid por artistas españoles.

Estos objetos, verdaderas obras de gusto y de arte, son de plata dorada a fuego, y reúnen a su gran valor intrínseco el mérito de una bella composición y una ejecución notable.

Están destinados a la iglesia prioral, establecida en Ciudad Real, cabeza del coto de la jurisdicción exenta de estas religiosas milicias, a la cual fueron conducidas oportunamente por cuatro miembros del referido Real Consejo y varios Caballeros comisionados por los respectivos capítulos, para ofrecer el homenaje de su amor y obediencia a S.M. el Rey, como su Prelado y Administrador perpetuó, al entrar por primera vez en la iglesia, cabeza hoy del territorio de su jurisdicción eclesiástica.

Este acto, del cual daremos en nuestro próximo número un grabado, según dibujo que está terminando el Sr. Comba, se ha cumplido el día 3 del corriente mes, al llegar S. M. y Gran Maestre a Ciudad Real, con motivo de la inauguración del ferrocarril directo de Madrid a aquella capital, y en él han tenido solemne estreno las referidas alhajas, quedando después entregadas por la Comisión al Obispo prior, y depositadas en la referida iglesia prioral de las cuatro Órdenes militares”.

martes, 27 de septiembre de 2016

EL BUSTO AL PADRE ENRIQUE INIESTA, PREGONERO DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2003



El sacerdote escolapio Enrique Iniesta Coullaut-Valera, licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense, maestro, profesor del Colegio de los Escolapios granadino y vicepresidente del Centro de Estudios Históricos de Andalucía, considerado el gran investigador y biógrafo de Blas Infante; fue pregonero de la Semana Santa de Ciudad Real en el año 2003, y es el único pregonero de nuestra celebración pasional que cuenta con un monumento dedicado a su memoria.

Nacido en Madrid en 1930, pronto marchó a Andalucía, de donde era toda su sangre. Su familia provenía de Marchena, era nieto del escultor sevillano Lorenzo Coullaut Valera —autor de las estatuas de Osio y del Corazón de Jesús en Córdoba— y sobrino del escritor egabrense Juan Valera. Llegó a Granada en 1958, como profesor de Historia y Cultura Andaluza, y se entrega a la ciudad, donde residirá en dos etapas, con el intermedio de la parroquia del Carmen de Sevilla. En Granada fue pregonero de la Semana Santa de 1997, recordando aún los cofrades su descriptiva frase «¡Los santos a la calle!».


Junto a la religiosidad popular cultivó la pastoral juvenil, siendo director de Ediciones Juveniles de PPC, y la presencia en los medios de comunicación. Publicó artículos en ABC, Razón y Fe, Revista Calasancia, El País, El Correo de Andalucía, Ideal y Tierras del Sur, entre otros. También destacó en el mundo de las publicaciones de libros: en Sevilla fundó la librería El Toro Suelto, especializada en libros de temática andaluza, y de Iniesta son muchas voces de la Gran Enciclopedia de Andalucía.

El sacerdocio, la enseñanza y Andalucía fueron sus grandes amores y en 1977 comenzó a consagrarse a la investigación de la figura de Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza. Ha publicado su vida en tres volúmenes, el último, aparecido en 2007 y editado por Almuzara, lleva por título «Blas Infante. Los últimos años». Paralelamente se dedicó a reunir el mayor archivo documental y de objetos referidos a Blas Infante que existe y lo expuso y abrió al público e investigadores en su colegio de Granada.


Como los sacerdotes que viven en la frontera de lo civil y lo eclesiástico, Enrique Iniesta fue más reconocido en el ámbito primero que por la jerarquía eclesiástica. Diploma de la Ciudad de Granada, Hijo Predilecto de la Provincia de Sevilla, Premio Almenara a los Valores Andaluces, fueron sus premios. Fallecido en el año 2010, se levantó un busto en su memoria en el año 2013, junto al colegio y parroquia de los escolapios en Granada.

En Ciudad Real fue pregonero de la Semana Santa 2003, destacando en su pregón las palabras que dedicó al paso de misterio del Resucitado, como gran conocedor y crítico de obras de arte. Sirva hoy este pequeño reconocimiento a Enrique Iniesta, sacerdote que conocí y traté como gran cofrade que fue, siendo el único pregonero de la Semana Santa de Ciudad Real que cuenta con un busto dedicado a su memoria.