jueves, 23 de marzo de 2017

LA COFRADÍA DEL ENCUENTRO RECUPERA LA BANDERA DE LA HERMANDAD FERROVIARIA



Hace unos días se hizo entrega a la Cofradía del Encuentro, de la bandera de la Hermandad de Ferroviarios de Nuestra Señora de Alarcos y San Rafael, fundada al amparo de la Federación Nacional de Hermandades Católicas Ferroviarias de la Sagrada Familia, que adoptó como patrona a la Santísima Virgen María en su advocación de Nuestra Señora de Alarcos y como compatrono al Arcángel San Rafael, protector especial de los caminantes, con sede en la Capilla de la Asociación General de Empleados y Obreros de los Ferrocarriles Españoles, sita en el Parque de Gasset, núm. 1. Su fundación data del 10 de julio de 1944, siendo aprobados sus estatutos por el VIII Obispo-Prior D. Emeterio Echeverría y Barrena el 6 de julio del año referido.


Fue en el seno de esta Hermandad Ferroviaria, donde se fundó en el año 1945 la Hermandad del Encuentro, que procesionaria por primera vez el Viernes Santo 19 de abril de 1946 a las 11 de la mañana desde la Parroquia de San Pedro, formando parte de la Pasionaria de San Pedro.


La bandera recuperada ha sido entregada a la Cofradía del Encuentro, por su antiguo Hermano Mayor, D. Francisco Gómez Campos, que la custodiaba desde la desaparición de la Hermandad Ferroviarios de Acción Católica. La bandera fue confeccionada a principios de los años cincuenta por las Religiosas Adoratrices de Ciudad Real, con los colores de la Acción Católica, el blanco y azul. En el anverso lleva bordado en oro el siguiente lema: “Hermandad Ferroviaria de Ntra. Sra. de Alarcos y S. Rafael Arcángel”, un lienzo de San Rafael en la parte central y en la superior bordado las Órdenes Militares Españolas;  en el reverso lleva la frase “Alabado Sea Jesucristo Eternamente” y un lienzo de la Virgen de Alarcos.


Esta bandera demuestra que la Cofradía del Encuentro, es la más antigua que existe actualmente en nuestra ciudad, que tiene como titular a la Virgen de Alarcos, a la que todos los años rinde culto el domingo siguiente a la celebración de la festividad de la Virgen de Alarcos, con una misa y procesión alrededor del cerro con la imagen de la Virgen, aparte de pasar el día en convivencia en el cerro.


miércoles, 22 de marzo de 2017

HACE UN SIGLO ESTRENÓ IMAGEN LA DESAPARECIDA HERMANDAD DEL SANTÍSIMO NIÑO DE LA PASIÓN


 
Fotografía del Santísimo Niño de la Pasión, publicada en la revista “Vida Manchega” nº 181 del 25 de abril de 1917

La Hermandad del Santísimo Niño de la Pasión, era una cofradía formada por niños que procesionaba la mañana del Viernes Santo, abriendo la Pasionaria de San Pedro, delante de la Hermandad de la Oración en el Huerto. Cuando la Semana Santa de Ciudad Real, sufrió una gran transformación en sus pasos en las primeras décadas del siglo XX, esta cofradía infantil también cambio la imagen de su titular. El diario “El Pueblo Manchego” el miércoles 4 de abril de 1917,  publica la siguiente información en relación a este cambio, cuyo titular es “Semana Santa NUEVO PASO”:

 La Cofradía de Niños Nazarenos de la parroquia de San Pedro, ha estrenado en la procesión de esta tarde un nuevo “Paso” (1), que seguramente ha de llamar la atención del público en la procesión Pasionaria que saldrá de dicha iglesia en la mañana del Viernes.

Las viejas anditas del Niño Jesús, mal hechas y peor pintadas, se han sustituido por unas nuevas, de base toda ella calada con gran originalidad, sobre la que se levanta airoso templete, en forma de ménsula con faldoncitos tallados, de mucho gusto, destinado a pedestal de la imagen. Decoran la obra, en talla dorada, bellos motivos de estilo renacimiento español acompañando los medallones centrales, en los que campean sobre fondo morado los atributos de la Pasión y el escudo de la parroquia.

También la imagen, que en años anteriores desentonaba ya de las de los demás “Pasos” por la impropiedad de sus proporciones y por la rudeza de su expresión, como obra de un mediano aficionado, se ha cambiado por una linda escultura del Niño Jesús de una delicadeza de colorido y de una suavidad y ternura de expresión verdaderamente singulares y artísticas: apoya con visible pena el pie izquierdo en el mundo, al mismo tiempo que estrecha dulcemente la cruz sobre el pecho, significando en sus ojos todavía húmedos por las lagrimas, que el llanto inconsolable producido en su alma por los pecados de los hombres, sólo ha logrado acallarlo, abrazándose a la cruz, en cuyos brazos salvadores había de encontrar la humanidad el precio infinito de su redención.

Tanto las andas, como la Imagen, acreditan extraordinariamente la tan importante casa de artículos religiosos de los Sres. Morales y Romero, de esta capital, de donde se ha adquirido, y a la que por este nuevo éxito, felicitamos muy de veras”.

(1) Como dije ayer, las imágenes de los Niños Jesús de las diferentes Pasionarias, eran trasladadas en procesión la tarde del Miércoles Santo a sus respesctivos templos.

martes, 21 de marzo de 2017

LA COSTUMBRE DE LOS NIÑOS JESÚS PASIONISTAS EN LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL


 
Niño Jesús de Santiago que abría la Pasionaria del Jueves Santo por la tarde

La antigua Semana Santa de nuestros abuelos y antepasados, era una Semana Santa totalmente diferente a la que vivimos en la actualidad. Solo tenía desfiles procesionales el Jueves y Viernes Santo, y entre las curiosidades y tradiciones que guardaba ya desaparecidas, se encontraba que todos los desfiles procesionales de las entonces  llamadas “Pasinarias”, eran abiertas por la imagen de un Niño Jesús con símbolos de la Pasión. Es decir, que la Pasionaria de Santiago, la Pasionaria de San Pedro y la Pasionaria de la Merced, procesionaban por nuestras calles y plazas con la imagen de un Niño Jesús. Estas imágenes eran guardadas a lo largo del año en casa de sus propietarios, y la tarde del Miércoles Santo era el día escogido para trasladarlas en procesión a sus respectivos templos de salida.

 
El Niño Jesús de Santiago desnudo la última vez que se expuso en una exposición sobre nuestra Semana Santa

La Pasionaria de Santiago era abierta por la imagen de un Niño Jesús, propiedad de la familia Messia de la Cerda,  una hermandad familiar. Abría el cortejo procesional la tarde del Jueves Santo desde la Parroquia de Santiago, vistiendo los niños que acompañaban la imagen túnica encarnada con capillo blanco con la cruz de Santiago bordada en el mismo.

 
El Niño Jesús de Santiago cuando procesionaba con la Hermandad de la Dolorosa de Santiago

La imagen del Niño Jesús es una obra de talla completa de finales del s. XVIII, que goza de facciones muy correctas que coinciden con los cánones artísticos de la época, sin saber quién es su autor, aunque se presume que perteneció a la escuela de Salcillo. Viste túnica roja bordada en oro, lleva peluca de pelo natural y potencias en metal plateado. En la mano izquierda porta una cruz y en la derecha una cesta de plata donde se colocan emblemas de la Pasión.

El Niño Jesús siempre ha sido portado en unas andas aun hombro por cuatro jóvenes, que vestían la túnica de la hermandad. Se salvó de su destrucción en la Guerra Civil Española, al permanecer vestido como un muñeco. Procesionó hasta el año 1971 y en el año 2000 la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores de Santiago, lo recuperó de nuevo procesionandolo dentro de su cortejo hasta el año 2006.

 
La imagen del Niño Jesús del Amor Divino

Al dejar de salir en 1971 el Niño Jesús de Santiago, José Luis Martínez Aragón fundaría en 1976 la Hermandad del Niño Jesús del Amor Divino y María Santísima de Belén, que procesionó hasta el año 1984 delante de la Hermandad de la Santa Cena. Los niños que lo acompañaban vestían túnica blanca con botonadura, fajín y capillo verde, y alumbraban con cirios naturales.

El primer año que salió esta hermandad, lo hizo con una imagen del Niño de Praga, perteneciente a la comunidad de Carmelitas Descalzas de Ciudad Real. En 1978 adquirió una nueva imagen de Niño Jesús, en Olot (Gerona). Está era portada en unas andas a un hombro por cuatro jóvenes, y en la parte frontal de la misma llevaba ubicada una imagen de la Virgen en tamaño académico, que recibía el nombre de María Santísima de Belén.

 
Actual imagen del Niño Jesús que procesiona con la Hermandad del Ecce-Homo (Pilatos)

Actualmente la Hermandad del Ecce-Homo (Pilatos), procesiona dentro de su cortejo desde el año 2008, la imagen de un Niño Jesús que es del último cuarto del siglo XIX o principios del XX, que perteneció al sacerdote Esteban Mohíno Muñoz. Viste túnica roja y es portado en un paso a dos hombros por niños entre 14 y 18 años.

 
Destruida imagen del Santísimo Niño de la Pasión de la mañana del Viernes Santo

La Pasionaria de San Pedro, era abierta la mañana del Viernes Santo, por la Hermandad del Santísimo Niño de la Pasión y San Blas, que portaban la imagen de un Niño Jesús adquirida en el año 1917 al artista barcelonés Castellanos, llevada en unas andas por cuatro niños, salida del taller del artista Zapater. Los niños que acompañaban esta imagen vestían túnica morada con cetros niquelados.

 
La imagen provisional que abrió la Pasionaria de San Pedro entre 1943-1945

Destruida la imagen del Niño en la Guerra Civil Española, se reorganizó  la hermandad al termino de la misma, desfilando entre 1943 y 1945 con una imagen de serie del Niño Jesús. En 1946 el que fuera párroco de San Pedro, D. Emiliano Morales, encargó una nueva imagen a los escultores valenciano Rausell y Lloréns, que procesionó hasta los años 70 del pasado siglo XX. Actualmente esta imagen se encuentra coronando el retablo de Nuestra Señora de la Soledad de la Parroquia de San Pedro.

 
La imagen del Niño de la Pasión actualmente se encuentra en el retablo de la Virgen de la Soledad

Terminada la pasionaria de San Pedro la mañana del Viernes Santo, por la tarde lo hacia la Pasionaria de la Merced, actual del Santo Entierro, que era abierta por la Hermandad del Niño Jesús de la Parroquia de Santa María del Prado, con una imagen del Niño Jesús de talla completa que vestía una túnica de terciopelo negro bordada en oro. Poseía pelo natural con bucles sobre la que iba una corona de espinas y potencias en metal plateado. En su faz llevaba lágrimas de cristal. También de metal plateado era la cruz que portaba en una mano y el cestillo con los emblemas de la Pasión en la otra. La imagen era llevada en unas andas portada por cuatro niños a un hombro.

 
Niño Jesús de la Parroquia de Santa Maria del Prado (Merced)

La última vez que salió a la calle como hermandad independiente fue en 1935, incorporándose de nuevo a la procesión del Santo Entierro en 1952, dentro de la Hermandad del Cristo de la Piedad, dejándolo de hacer definitivamente en los años setenta del pasado siglo XX.

 
La imagen del Niño Jesús del Viernes Santo tarde cuando la procesionaba la Hermandad del Cristo de la Piedad

La imagen del Niño era propiedad particular de la familia Ayala, y junto a la imagen del Niño Jesús de Santiago, fue lo único en imaginería que se salvó de la destrucción de la Guerra Civil Española. Actualmente se conserva en el Convento de la Mínimas de Daimiel, al ser donado por su propietaria.

 
En el año 1965 saió por primera vez el Santísimo Niño del Remedio la tarde del Martes Santo

Las cofradías creadas tras la Guerra Civil Española, y que incorporaron nuevos días pasionales a nuestra Semana Santa, incorporarían también imágenes del Niño Jesús, la primera que lo hizo fue  en el año 1964 la Hermandad del Cristo de Medinaceli, que creó la Sección Infantil del Santísimo Niño del Remedio, que salió en procesión por primera vez el Martes Santo 13 de abril de 1965, con la imagen del Niño Jesús obra del escultor madrileño Faustino Sanz Herranz. Los niños que acompañan esta imagen visten túnica blanca con capillo y cíngulo color oro viejo portando cetros niquelados. La imagen siempre ha ido sobre ruedas y este año 2017saldrá a la calle portado por primera vez a costal.

 
El Santísimo Niño del Remedio con el paso que ha procesionado hasta el año 2016

La otra hermandad que incorporó en su cortejo procesional la imagen de un Niño Jesús, fue  la de “Las Palmas” en el año 1971 con la imagen del Santísimo Niño de la Paz, obra de autor desconocido del siglo XVII, que lleva una túnica bordada en oro y es portada aun hombro por fuera.

 
La imagen del Santísimo Niño de la Paz de la Hermandad de Las Palmas