sábado, 16 de diciembre de 2017

CUANDO PILAR ZAMORA QUERIA SER ALCALDESA Y RECLAMABA UNA SOLUCIÓN URGENTE PARA EL ANTIGUO EDIFICIO DE LA CRUZ ROJA



La candidata socialista a la alcaldía de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha pedido hoy a la Junta de Comunidades que “no persista en el error” de intentar privatizar el antiguo palacete de la Cruz Roja, “un ejemplo de arquitectura representativa de una época histórica de Ciudad Real, como es el palacete modernista en cuestión”.

La candidata considera que “es indecente que  quieran vender el patrimonio cultural de los ciudadrealeños cuando la iniciativa privada está exhibiendo bastante más sensibilidad que las autoridades regionales con la puesta en valor de un edificio singular que representa la memoria colectiva de la sociedad ciudadrealeña”.

En el Diario Oficial de Castilla La Mancha se publicaba recientemente el resultado de cuarta subasta del edificio, a la que no presentó oferta alguna.

Zamora ha recordado que la Junta de Comunidades lleva desde el año 2012 intentando vender este edificio, primero por 2,9 millones de euros y en la última y reciente ocasión por dos millones menos. La candidata socialista incide en el hecho de que esa reducción “muy significativa” de precio de venta no haya conllevado la aparición de compradores, “que son conscientes de la protección patrimonial del citado edificio, incluido en la Carta Arqueológica de Ciudad Real”.

“Ello debe hacer reflexionar a la Administración Regional que no debe persistir en el error de intentar privatizar un ejemplo de arquitectura representativa de una época histórica de Ciudad Real, como es el palacete modernista en cuestión”, ha dicho.


“El Ayuntamiento de Ciudad Real debe reaccionar y no ser cómplice del pecado”, expresa Pilar Zamora, quien apostilla que en las cuatro ocasiones que se ha intentado la venta del inmueble protegido “el Ayuntamiento capitalino ha dado la callada como respuesta, cuando en el fondo se intentaba dilapidar un bien público, muy reivindicado por la ciudadanía y grupos culturales de la ciudad”.

“Proteger nuestro patrimonio cultural y preservar los valores histórico-artísticos en nuestra localidad debe ser un objetivo prioritario para un buen gobernante cercano a sus vecinos y valedor de unos derechos colectivos”, manifiesta la candidata socialista a la Alcaldía de Ciudad Real, quien ha subrayado que “el Ayuntamiento debe instar a la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, de manera urgente, a adoptar una solución coherente para este inmueble, así como para el antiguo edificio Ferroviario. “Tras errar cuatro veces no se deben cometer más desatinos en este tema”, expresaba.

Pilar Zamora ha querido definir claramente su línea de actuación en una futura gestión en relación a este inmueble,  manifestando que “priorizará la conservación del acervo cultural de nuestra ciudad”, por lo que considera un deber que en tanto no se aborde un proyecto de rehabilitación completo “se adopten medidas para garantizar su conservación y evitar su deterioro de acuerdo con la obligación que tiene el propietario del inmueble de mantenerlo en las debidas condiciones”. “Estos espacios”, continuaba,  “se reconvertirán en espacio creativos para el tejido cultural de Ciudad Real”.



viernes, 15 de diciembre de 2017

PARA PILAR ZAMORA NO ES PRIORITARIO RECUPERAR EL EDIFICIO DE LA ANTIGUA CRUZ ROJA



Todos los amantes de nuestra historia y todos los ciudadrealeños preocupados por el patrimonio de Ciudad Real, recordaran como en el año 2006 se lograba paralizar el derribo del antiguo edificio de la Cruz Roja, gracias a la labor que desempeño en aquellos años el Circulo de Bellas Artes de Ciudad Real, y más concretamente la asociación que se creó para la defensa del patrimonio capitalino: “Monumenta Ciudad Real”.

Pero la paralización de las obras de demolición de este singular edificio, no se hubiera conseguido sin la implicación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, gobernada en aquellos años por el PSOE y del grupo municipal de este partido en el ayuntamiento de nuestra ciudad. Hay que recordar que en aquellos años el ayuntamiento de Ciudad Real estaba gobernado por el PP, y la antigua Casa de la Cruz Roja, fue utilizada políticamente por el PSOE.

El Partido socialista de nuestra ciudad, siempre vendió con este caso, que estaba por la recuperación de nuestro patrimonio y que se debía rehabilitar este edificio para usos culturales. Pasaron los años y el PP llegó a la Junta de Comunidades, pretendiendo vender este edificio sin que en ninguna de las subastas que se realizaron, nadie lo comprara.


Después llegarían las elecciones municipales del año 2015, donde el Partido Socialista llegaría a la alcaldía gracias al apoyo de los radicales de extrema izquierda de Ganemos, donde Pilar Zamora prometió recuperar los edificios de la Cruz Roja y del antiguo colegio ferroviario. Promesas que se las lleva el viento, porque tres años después nos dice la señora Alcaldesa, en una entrevista que concedió días pasados en Onda Cero que: “No queremos perder patrimonio, pero entre las prioridades del equipo de Gobierno no está recuperar la Casa de la Cruz Roja”.    Salvar de la ruina este emblemático edificio de estilo modernista ubicado en la ronda de Ciruela “es muy difícil”.  “Y mira que duele, porque es un edificio simbólico”, lamentaba la regidora municipal. El inmueble se encuentra “muy dañado” y en una situación más complicada que, por ejemplo, La Ferroviaria. Es cuestión de “prioridades”, argumentaba Zamora”.

Es decir que todo el paripé que monto el  PSOE hace años para salvar de la demolición este viejo inmueble, fue eso un paripé, porque han demostrado que este asunto lo utilizaron para degastar al PP entonces en el gobierno, y que nada les importa nuestro patrimonio; ya que se deduce por las palabras de nuestra querida Alcaldesa, que poco o nada van hacer para recuperar este edificio, y que sus promesas en campaña electoral fueron eso, promesas que se las lleva el viento.

Ya sé que ahora nadie levantará la voz, para denunciar el incumplimiento del programa electoral del PSOE capitalino para recuperar este edificio, nadie escribirá en diarios digitales y redes sociales en defensa de la recuperación de este edificio, por que el ayuntamiento está gobernado por el PSOE. Diferente hubiera sido si gobernara el PP, que la polémica ya estaría en la calle y las redes sociales, pero como yo siempre he defendido el patrimonio ciudadrealeño, gobierne quien gobierne el consistorio, le digo a la señora Pilar Zamora, Alcaldesa de Ciudad Real, que muy mal, que en su programa electoral vendió humo con este asunto, mintió a sus votantes y a todos los ciudadrealeños, los cuales no nos merecemos políticos que nos tomen el pelo como usted.


jueves, 14 de diciembre de 2017

CIEN AÑOS DE UN CUADRO



Ciudad Real en tiempos pasados, siempre reconoció a sus hijos ilustres su labor, mediante agradecimientos públicos en unos casos e inmortalizando su figura en otros. Algunos de estos agradecimientos en imágenes han llegado hasta nuestros días, como es el cuadro que pintará el ciudadrealeño Carlos Vázquez en 1917, titulado: “Excmo. Sr. Teniente-General Don Francisco de Aguilera Egea, ex-ministro de la Guerra” que se conservaba expuesto en el Museo Municipal Elisa Cendrero.

El lienzo de 102 por 91 centímetros, representa al General Aguilera de frente, vestido de militar y fue pintado en el domicilio del militar en la calle Toledo. Desde su entrega, hace ya más  un siglo, el cuadro estuvo expuesto en el salón de sesiones del antiguo ayuntamiento de Ciudad Real y tras su demolición se guardó en los almacenes del ayuntamiento, de donde se trasladó al Viejo Casino, hoy  Centro Cultural, y desde aquí se ubicó definitivamente en el Museo Municipal de Elisa Cendrero, donde ha permanecido expuesto hasta las obras de restauración del mismo.

La revista semanal “Vida Mancha”, en su número del 25 de agosto de 1917, publicaba la siguiente crónica del acto de entrega del cuadro:


El día 15 actual, tuvo lugar en el salón consistorial la entrega por Carlos Vázquez al ayuntamiento del retrato del general Aguilera que prometió pintar dedicándolo a su pueblo, con ocasión del banquete celebrado en Madrid cuando la elevación del ilustre manchego a los consejos de la Corona.

Presidió el Ilmo. Señor Gobernador civil tomando asiento en los escaños edilicios entre la corporación municipal el ilustre pintor, hijo predilecto de Ciudad-Real Carlos Vázquez, el presidente de la Audiencia, fiscal de S. M., y representaciones de las Cámaras Agrícolas y de comercio, Federación de Sindicatos Agrícolas católicos, ilustre colegio de abogados, distinguidas personalidades y la Prensa Local.

Pronunciaron palabras encomiásticas para la Mancha, general Aguilera y Carlos Vázquez, el marqués de Casa Treviño, el presidente de la comisión de festejos don Emilio Bernabeu, el letrado D. Julián Arredondo, el director de “El Calatravo” don José Balcázar, en representación de la prensa, y el alcalde-presidente don José Cruz.

Resumió los discursos felicitándose de presidir una efeméride que tan alto dice de esta hidalga tierra el Ilustrísimo Gobernador civil don José Carmona.

Los asistentes estrecharon la mano de Carlos Vázquez, cuya última obra pictórica luce en sitio preferente del salón de sesiones”.